Kimberly Kramar

Kimberly Kramar es una mujer consagrada a su familia y al ministerio que Dios le ha encomendado. Es esposa del empresario George Gonzalez, madre de cuatro hijos y evangelizadora católica desde 1993, tiempo en el que ha predicado el mensaje de Dios en varios países de América y de Europa.

Nació el 5 de noviembre de 1964 en California, lugar en el que siete años más tarde sus padres Marilynn y Glenn Kramar fundaron Carisma en Misiones, la sociedad de evangelización católica en la que ella ha servido como contadora, tesorera, miembro del cuerpo directivo e integrante del equipo de predicadores internacionales.

Kimberly representa la quinta generación de su familia dedicada a la comunicación del Evangelio. Sus padres eran pastores y misioneros pentecostales pertenecientes a la denominación Asambleas de Dios, de 1967 a 1971 fueron misioneros en Colombia en las ciudades de Bogotá y Cartagena, regresaron a los Ángeles en 1971 donde conocieron más de la Iglesia Católica y se convirtieron a la fe Católica. En 1973 la familia Kramar recibió los sacramentos del bautismo, la reconciliación e hicieron juntos la primera comunión en la parroquia St. John Vianney en Hacienda Heights, California. El sacramento de la confirmación lo recibieron en Sonson, Río Negro Colombia del Mons. Alfonso Jaramillo. Trabajaron arduamente en la evangelización en la Iglesia Católica como pioneros de la Renovación Carismática en Colombia, con los Hispanos en EEUU y en varios países de America.

Terminó la preparatoria en la Ciudad de Los Ángeles y en 1986 se graduó en la Woodbury University como Licenciada en Finanzas Internacionales, con honores de Summa Cum Laude y portando en su currículum varios reconocimientos académicos que hicieron circular su nombre en prestigiosas publicaciones a nivel nacional.

El 30 de mayo de 1987 Kimberly Kramar contrae matrimonio con George Gonzalez Alvarado, sacramento celebrado por el Obispo Juan Arzube en la Parroquia Santa Cecilia (Los Ángeles, CA.). La familia Gonzalez Kramar tiene cuatro hijos, uno de ellos los acompaña ahora desde el cielo...

En 1993 Kimberly acepta el llamado de Dios para comprometerse de tiempo completo con la evangelización. Cuernavaca, México fue el escenario para iniciar el trabajo conjunto con la pastoral penitenciaria y la pastoral de la salud; allí también creó grupos de reflexión y oración integrados por mujeres y niños, participó en varios retiros y ministerios de intercesión y se desempeñó como maestra en una institución educativa donde impartió cursos de formación en la fe.

Seis años más tarde se trasladó con su familia a Buenos Aires, Argentina, y acogida por el asesor de la Renovación Carismática Católica de la Diócesis de San Isidro lideró la organización de diversos encuentros que incluyeron retiros para líderes, campamentos juveniles y misiones; y promovió por todo el país esta corriente de gracia en el Espíritu Santo, desempeñándose en la formación, predicación y coordinación de varios ministerios de intercesión a nivel diocesano, regional y nacional, con gran devoción a la Virgen de Luján, patrona de Argentina.

En el 2002, siguiendo la trayectoria laboral de su esposo regresan a México con sus cuatro hijos. En el 2005 inicia la conducción de Nueva Vida, programa de televisión que tuvo la dicha de presentar cada lunes en directo por el canal María Visión hasta mayo del 2020.

 

Kimberly es fundadora y directora del evento llamado Desayuno de Oración, encuentro mensual de evangelización que se realiza en la Hacienda la Providencia en Zapopan, Jalisco, México desde el año 2007, siendo alimento espiritual para miles de personas que viajan hasta allí desde muchos rincones del país.

Actualmente está radicada en Ciudad de México, el lugar que el Señor ha dispuesto para que Kimberly, en su devoción a la Santísima Virgen de Guadalupe, la visita cada semana en su Casita del Tepeyac y se une en intercesión por las necesidades que sus hermanos en la fe le comunican en los encuentros y desde cualquier parte del mundo a través del correo electrónico y las redes sociales, donde tiene más de 65 mil seguidores que la identifican como embajadora ante la Guadalupana.

También participa activamente en labores ecuménicas en varias partes del mundo, logrando significativos resultados gracias a su disposición como instrumento de comunicación que ha permitido la unión de esfuerzos entre varios grupos evangélicos y la Iglesia Católica. A diario recibe peticiones de oración y responde mensajes que generan lazos de amistad y que unidos a su testimonio como esposa y madre sirven de consuelo y aliento para continuar caminando en la fe, la esperanza y el amor.

Kimberly Kramar acompaña activamente retiros, congresos y eventos de la Iglesia católica, Carisma en Misiones, así como a la Renovación Carismática Católica de varios países, especialmente de México, Estados Unidos, Argentina, Italia y Colombia.

Ya son más de dos décadas de vida ministerial, sirviendo de tiempo completo a Dios para dar respuesta a un llamado que de generación en generación demuestra que es posible tejer un camino fiel hacia la santidad.